Sex Shop Online hecho por Sexólogas

Compra y envíos DISCRETOS

Envíos GRATIS desde 70€

Sex Shop hecho por Sexólogas

Compra y envíos DISCRETOS

Envíos GRATIS desde 70€

Envíos GRATIS desde 70€

Como masturbar el clítoris

Cómo masturbar el clítoris

La masturbación femenina sigue siendo un tema tabú a día de hoy. Gracias a la educación sexual, empezamos a arrojar luz sobre esta placentera y saludable práctica, por lo que cada vez más mujeres/personas con vulva se empoderan y, no solo se masturban, sino que hablan de ello de forma natural (tan natural como es).

Nosotras hablamos alto y claro: ¡SÍ, las mujeres también nos masturbamos! De hecho, la mayoría de mujeres necesitamos estimular el clítoris de forma directa (externamente) para llegar al orgasmo.

Hay muchas chicas que se sienten culpables o les “da cosa” masturbarse, otras lo hacen pero no conocen su vulva (¡nunca se la han visto!), algunas sienten que no es bonita y esto las frena y otras no terminan de dar con la tecla. Estamos escribiendo para todas vosotras y para todas las que queráis explorar más vuestro placer. ¡Rompamos juntas los tabúes que la sociedad nos ha impuesto!

Sigue leyendo para descubrir cómo ver las estrellas del placer:

Técnicas para masturbar el clítoris

Existen tantas técnicas para masturbar el clítoris como personas, no hay trucos infalibles o fórmulas mágicas. Algo que nunca falla es explorar nuestro cuerpo y nuestro placer sin prejuicios o metas, dejándonos llevar y descubriendo todo el potencial que tenemos de sentir placer (que es mucho, ¡te lo aseguramos!).

Formas muy comunes de masturbar el clítoris son nuestras maravillosas manos, el chorro de la ducha o alcachofa, nuestra querida almohada, los succionadores de clítoris y los juguetes con vibración, como las balas vibradoras o conejitos.

Tips para que disfrutes muchísimo más de tu poderoso clítoris:

Despierta tu imaginación

El órgano más potente en el placer es el cerebro. Es un motor potente y versátil que requiere combustible de calidad. ¿Te imaginas cuál puede ser? ¡Exacto, las fantasías eróticas!

Lee 5 minutos de literatura erótica antes de masturbarte o imagina una de tus fantasías favoritas. Caldearás el ambiente y las sensaciones serán puro 🔥, ¡palabra!

Un ambiente especial

¿Quién dijo que solo tenemos que preparar un lugar íntimo y erótico cuando estamos acompañadxs? No podrás negarnos que tan solo con imaginar la luz tenue de unas velas y el sensual danzar del humo de una varita de incienso ya te va poniendo a tono.

Preparar el ambiente es muy sencillo y nos ofrece muchos beneficios a nivel psicológico (aumento de la atención y motivación) y sexológico (aumento del deseo y la excitación).

El calentamiento

Si fueses a correr una maratón, prepararías cada músculo. Para correrte, tienes que dedicarle tiempo a tu templo. La piel es tu mayor órgano sensorial, ¡piérdete en ella!

Explora todas las sensaciones que puede ofrecerte, acaricia tus pechos, pezones, la cara interna de tus muslos, el pubis… ¡Aprovecha el mundo infinito de placer que puede ofrecerte!

La postura ideal

Elige un lugar en el que te sientas cómoda, puede ser la cama, la ducha, la bañera, el sofá… y colócate en la postura que más te apetezca.

Si bien es cierto que en la variedad está el gusto, si eres principiante te recomendamos decantarte por la comodidad con la postura del perrito o colocándote boca arriba con las piernas abiertas y relajadas.

Una vez que te sientas preparada para explorar o si lo tuyo son las experiencias nuevas, prueba lugares y posturas diferentes, así podrás conocer cuáles son tus favoritas para cada ocasión.

Lubricantes

Elijamos la técnica que elijamos para masturbar nuestro clítoris, los lubricantes a base de agua son un must. Previenen irritaciones y rojeces, y aumentarán las sensaciones y el placer. Nosotras te aconsejamos que utilices nuestro lubricante inlube

Masturbar el clítoris con las manos

Como masturbar el clítoris

Lubrica toda tu vulva poco a poco sin defecto/exceso de producto. Empieza por los labios mayores, siguiendo por los labios menores hasta llegar a la entrada de la vagina y, por último pero no menos importante, la joya de la corona, ¡el clítoris! La cantidad será la que necesites para poder cubrir esta zona y los dedos que vayas a utilizar. 

Puedes usar uno o varios dedos (esta técnica se llama fingering o comúnmente llamada «hacerse un dedo») para masturbar el clítoris aunque para empezar suele resultar más cómodo usar el dedo índice o el corazón, ya que la postura es más cómoda y nos ofrecen más control de movimiento y presión. ¡La maña siempre gana a la fuerza!

En círculos 

Una forma muy placentera de masturbar el clítoris es haciendo círculos con el dedo. Comienza con círculos más amplios y disminuye sus tamaños poco a poco. Así terminarás concentrando todo el placer en la estimulación directa del clítoris.

Esta técnica es ideal para comenzar, ya que tu propio cuerpo será el que te pedirá “más” y te irá guiando al centro de tu placer. La estimulación será súper excitante y placentera.

De lado a lado

Mueve tu dedo de izquierda a derecha en el clítoris, esta forma de estimulación es muy placentera y puede ayudar mucho a llegar al orgasmo. Cuando quieras aumentar la intensidad, presiona un poquito mientras continúas con el movimiento.

En caso de resultarte muy intenso desde el principio, puedes empezar un poquito más arriba del clítoris.

En zigzag

Comienza el movimiento en el final del pubis, llega a la entrada de la vagina y ahora realiza el camino inverso. Estimularás una zona muy amplia (pubis, clítoris, punto U, labios y entrada de la vagina). Esta técnica hará que el corazón se te ponga a mil, disfrutando de un caliente recorrido repleto de placer.

Otras técnicas para masturbar el clítoris

Los dedos son mágicos, pero si quieres probar cosas nuevas y sacar un 10 en el examen de autocoñocimiento y placer, no te puedes perder estas técnicas:

 El chorro del placer 🚿

Muchas hemos empezado a masturbarnos con la ducha. Regula la temperatura e intensidad del chorro de agua de la alcachofa y dirígelo a tu clítoris. ¡El placer está asegurado!

Si te cuesta llegar al orgasmo, esta forma puede convertirse en una buena aliada.

Cabalgar las nubes

¿Quién ha dicho que la almohada solo sirve para dormir? Ponle una funda limpia a tu almohada y rózala contra tu clítoris. Prueba a cabalgar encima de ella o ponte de lado y abrázala con tus piernas. ¡No volverás a ver la almohada con los mismos ojos!

Succionadores de clítoris

Los succionadores han supuesto toda una revolución en el placer femenino, ya que se focalizan en nuestro órgano del placer, el maravilloso e inigualable clítoris.

Te recomendamos a Satisfyer Love Breeze, el nuevo succionador de Satisfyer, por ser pequeñito, manejable, muy mono y súper accesible a cualquier bolsillo.

Pero si lo tuyo es el slow sex, disfrutar de cada segundo al máximo y amante de las emociones fuertes y los orgasmos irrepetibles, Sila, el nuevo succionador de Lelo, te dejará sin palabras (o mejor dicho, las cambiará por innumerables gemidos).

Balas vibradoras

Otra forma muy placentera de estimular la vulva y el clítoris es utilizar una bala vibradora, como nuestra bala vibradora Black and Silver. Es pequeñita, manejable, muy potente y recargable.

Un ejercicio muy recomendable es observar nuestra vulva en el espejo, mientras la acariciamos con la bala vibradora. La vulva cambia de aspecto durante la excitación, si no lo sabías y nunca te habías animado a admirar tu vulva, ¡no te lo pienses dos veces y hazte con nuestra fantástica Black and Silver y un espejo!

Ir arriba